Blogia
Mis compañeros no están, ni olvidados ni muertos...Fidel

Capitán Geonel Rodríguez Cordoví

Capitán Geonel Rodríguez Cordoví

Geonel Rodríguez Cordoví, nació el 10 de mayo de 1934 en Manatí; hijo de María Rodríguez (ama de casa) y de Sergio Cordoví, obrero en el central azucarero. Cursó sus primeros estudios en la academia Santa Ana de su pueblo natal; una vez terminados se trasladó para Holguín en el año 1949.

Ingresó en el colegio Los Amigos de esa ciudad hasta terminar el tercer año de bachillerato; posteriormente se trasladó a la ciudad de La Habana donde cursó estudios en el Instituto del Vedado. Al terminar en el mismo, matriculó en la universidad de La Habana iniciando estudios de ingeniería.

Incorporación a la lucha revolucionaria

Geonel se incorpora a la lucha revolucionaria inmediatamente después del golpe de estado del 10 de marzo, participando en numerosas acciones estudiantiles en rechazo al régimen militar. Militó en las filas del M-26-7 formando parte del grupo que editara el periódico “Revolución”, órgano del movimiento revolucionario en la clandestinidad.

El 30 de octubre de 1957 por decisión del Movimiento, Geonel Rodríguez y su compañero Ricardo Medina abandonaron la Ciudad de La Habana para integrarse a la lucha armada en la Sierra Maestra. Allí colaboró con el Ché en la redacción de “El Cubano Libre”, periódico del Ejército Rebelde que se editaba en mimeógrafo y que continuaba la tradición del periódico los mambises en la Guerra del 95. Geonel participó en numerosas batallas, destacándose en los combates de “Mar Verde”, “Pino del Agua”, “Las Mercedes” y “Santo Domingo”; en este último lo hizo al frente de un pelotón con el grado de capitán y fue herido protegiendo la posición que le asignaron.

Muerte

El Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en su libro “La Victoria Estratégica” narra la muerte de este valeroso jefe rebelde.

“El personal del firme del Naranjo que luchaba contra la ofensiva de la tiranía mantuvo sus posiciones a pesar del embate constante de la aviación, que se empleó a fondo en la zona todos esos días de julio,   y del incesante fuego de morteros realizado por el enemigo desde Santo Domingo. Fue uno de esos obuses de mortero 81, lanzado al rumbo, el que vino a caer el día 11 directamente encima del caballete de la casa de un colaborador campesino, en la falda de la loma Sabicú opuesta al  campamento enemigo, en el momento en que el combatiente Juan de Dios Zamora, auxiliado por las también combatiente Rita García y Eva Palma, cocinaban el almuerzo de las fuerzas rebeldes. La explosión mató de manera instantánea al cocinero e hirió de extrema gravedad al capitán, Geonel Rodríguez y al teniente Carlos López Más, conocido por Carlitos Mas, quienes se encontraban descansando en la casa. Conducidos rápidamente a la Comandancia de la Plata, los dos combatientes fueron operador de urgencia por los cirujanos rebeldes, pero la hemorragia interna  resultó incontenible y ambos murieron.”

“Radio Rebelde informó con pesar, el día 12, la muerte de Geonel y su entierro en suelo rebelde. Era una perdida particularmente dolorosa la de este joven estudiante de ingeniería, colaborador del Che en la creación de El Cubano Libre, el primer periódico guerrillero en la Sierra Maestra; combatiente modesto y valeroso, quien caía abatido, no por el fuego concentrado de un combate, sino por el azar infortunado. Todavía hoy se conserva su tumba a la entrada  de la Comandancia de la Plata, donde permanecen los restos que su madre anciana nunca quiso reclamar, para que reposaran por siempre allí, en la tierra por cuya defensa entregó su vida generosa. En la rústica cruz que los señala fue clavado el plato de campaña de Geonel, grabado por sus propios compañeros en homenaje a su memoria. El comandante   Camilo Cienfuegos le despidió el duelo.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres